• Anna-Emilia Hietanen

Las habilidades para el futuro en la educación finlandesa




El mundo está cambiando con una rapidez vertiginosa, especialmente por el desarrollo tecnológico que afecta en el modo de la vida, el trabajo y la forma en que aprendemos. Muchos de los sistemas educativos fueron concebidos para las sociedades del pasado, en que lo importante era transmitir y adquirir mayor cantidad de conocimiento. Pero actualmente y en el futuro, no es suficiente solamente tener conocimientos, sino poder analizarlos y aplicarlos, e incluso desaprender cuando es necesario, ya que muchos conocimientos se vuelven rápidamente obsoletos. Y con todos estos cambios que las sociedades están atravesando, es difícil si quiera saber qué tipo de conocimientos se van a requerir en el futuro. Puede ser que muchos de esos conocimientos aún ni existen.


Por eso, muchas organizaciones internacionales, entre ellos la UNESCO, la OCDE, el Foro Económico Mundial, la Unión Europea y muchas otras, se han enfocado en las llamadas habilidades del siglo XXI. Los diferentes enfoques tienen diferentes énfasis sobre qué exactamente son esas habilidades o competencias. En general, sin embargo, estos marcos suelen mencionar varias habilidades o competencias en común, tales como: colaboración y trabajo en equipo, comunicación, habilidades requeridas para usar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y competencias sociales y/o culturales. Muchos marcos de referencia también mencionan la creatividad, el pensamiento crítico y resolución de problemas como importantes habilidades o competencias del siglo XXI.


En Finlandia, el Currículum Nacional de la Educación Básica les da mucho énfasis a estas habilidades de futuro o del siglo XXI. Se llaman habilidades y conocimientos transversales y se dividen en el currículo en siete áreas. En la educación temprana y en la educación media superior, estas habilidades también tienen mucha importancia.


Las habilidades y conocimientos transversales en el sistema educativo finlandés refiera a un conjunto formado por conocimientos, habilidades, valores, actitudes y voluntad. Para saber hacer algo, es necesario tener la capacidad de usar los conocimientos y las habilidades de una forma adecuada para cada situación. Los valores, las actitudes y la voluntad de actuar, por su parte, influyen en las maneras en que las y los aprendices actúan y usan sus habilidades y conocimientos.


Las áreas de las habilidades trasversales en la educación finlandesa son las siguientes:


1) Habilidades de pensamiento y aprender a aprender

2) Conocimiento cultural, interacción y expresión

3) Habilidades para la vida diaria y cuidarse a si mismo

4) Multialfabetización (la capacidad de ”leer”, interpretar y entender diferentes tipos de fuentes de información, como textos, imágenes, estadísticas, fuentes audiovisuales etc.)

5) Habilidades y conocimientos de las TIC

6) Habilidades de emprendurismo y vida laboral

7) Participación activa, civismo y construcción del futuro sustentable


En el aprendizaje y desarrollo de las habilidades transversales influyen tanto los contenidos con que se trabaja como los métodos que se usan para enseñar y aprender. También el ambiente de aprendizaje – tanto físico como psicológico - es importante.


Si te gustaría saber más sobre cómo puedes fortalecer las habilidades transversales o las habilidades para el futuro en tu enseñanza, descarga gratis nuestro e-book aquí.



¿Qué te parecen las áreas de las habilidades transversales de la educación finlandesa? ¿De cuál te gustaría saber más?


32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo